Blog

Pon tu casa a punto para el mercado

Pon tu casa a punto para el mercado

Pon tu casa a punto para el mercado

Es importante crear un espacio neutro. Esto no significa que creemos ambientes sin gracia alguna. Más bien se trata de quitar las referencias personales como fotografías, cuadros o símbolos religiosos, por ejemplo. De esta forma, las personas podrán conectar mejor con el inmueble sin tener ningún tipo de idea preconcebida y no desviaremos su atención sobre cosas que no tienen que ver con la casa.

La iluminación siempre es esencial. Si no tenemos luz natural debemos apostar por luz artificial; y es que al final, que una casa esté iluminada es uno de los requisitos que todo el mundo tiene en cuenta a la hora de comprar. Podemos poner luz cálida y subir las persianas. Debemos deshacernos de los tejidos demasiado gruesos en cortinas, camas y sofás, pues restan peso visual y apagan las estancias. Asimismo, es buena idea apostar por el blanco en las paredes y muebles.

Es esencial tener la casa ordenada. El orden crea amplitud, eso es indiscutible. Incluso la casa más pequeña parecerá más grande si está todo recogido. Además, no abarrotemos las estancias de muebles, esto reduce los metros visualmente.

También es esencial limpiar. Puede ser que estemos vendiendo una casa en la que actualmente no vive nadie, pero no limpiarla antes de las visitas de los potenciales compradores les dará una mala impresión.

Invierte en reparar los pequeños desperfectos. Cosas tan tontas como la cisterna, grifería o enchufes pueden hacer que los posibles compradores piensen que el resto de las instalaciones están igual de deterioradas.

Tienes que saber que las estancias vacías parecen más pequeñas, pero que las que se atestan de muebles también. Encuentra pues el equilibrio con el mobiliario justo.

Intenta crear una decoración neutra pero con toques de color fresco. Por ejemplo, si hemos optado por colores neutros en paredes y muebles, no estará de más comprar algunos cojines de colores para dar mayor dinamismo a la estancia.

La temperatura debe ser agradable. La gente tiene que sentirse cómoda en esa casa, así pues, en invierno, si la casa es fría, pon la calefacción antes de entrar. Asimismo, si es verano y hace calor, intenta abrir las ventanas o poner el aire acondicionado un poco antes de que lleguen las visitas.

Baños y cocina se sitúan como dos de las dependencias más juzgadas por los compradores. Si inviertes en arreglarlos y darles un lavado de cara, seguramente tendrás muchas más ofertas.

Por último, no te olvides de que además de tener una buena casa para vender, debes contar con el asesoramiento correcto, en Tramita inmobiliaria estamos a la orden para vender tu propiedad y asesorarte durante todo el proceso.

 

Fuente: estiloydeco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare

Enter your keyword